Bárdera

La corupción consolidada


La corrupción consolidada


La corrupción consolidada es esa que nadie quiere tocar. Es la corrupción de la clase dominante: del
sistema capitalista. La sostenida por sus pilares: los poderes fácticos, los lobis económicos, los políticos sumisos,
la Unión Europea y su estructura que esclaviza, la OTAN…

Es la corrupción franquista,
la corrupción consolidada de la dictadura, incluyendo la monarquía y lo que
lleva consigo: títulos y propiedades conseguidos al amparo de leyes injustas.

¿Alguien se cree que con el sueldo de un general se puede hacer un patrimonio como el de los Franco?

La corrupción franquista fue intocable en su día. La transición, con sus ruidos de sables, no fue el momento para investigar sobre los orígenes de los grandes patrimonios y de las grandes fortunas. Se salvó en su momento y ahora todo ha prescrito. Toda la corrupción pasó a manos de hijos y nietos. Toda está consolidada y bien consolidada.

Es historia, pero los hijos de los que se enriquecieron amparados en las leyes dictatoriales ahí siguen, con sus grandes fortunas y sin que aparezcan como casos de corrupción en los medios.

Es la corrupción de la transición.
La de las últimas décadas, desde el inicio de la democracia hasta nuestros días. La de las grandes privatizaciones del bipartidismo, aquellas que dieron acceso a las puertas giratorias y de las que nadie habla porque ya han prescrito. ¿Alguien se acuerda de Vilalonga, el de telefónica, el amigo de Aznar? No está en los medios, se han olvidado, como se olvidaron de TERRA y otros
robos de aquellos años en los que todavía la gente no se escandalizaba. O no se escandalizaba tanto: no había llegado el 15M. 

Y es la de nuestros días,
La de Luis aguanta. Aguanta hasta que prescriba, las leyes que hacemos nos salvarán a todos. Todo prescribe. Aguanta Luis que en cuanto pase el tiempo y prescriba tendrás una buena corrupción consolidada.

¡Qué fácil es conseguir una buena corrupción consolidada! Basta con el simple hecho de destruir el disco duro de un ordenador debidamente seleccionado. O basta con estar callado, con que haya suerte y no aparezca ningún arrepentido y la destape.

Pero la corrupción consolidada, ¿a algún sitio tendrá que ir? A mí se me ocurren tres:

Al despilfarro, para que nadie se entere. Aunque también deja rastro: ver tarjetas black.

A la evasión en paraísos fiscales, para asegurarse el futuro.

O a incremento patrimonial, que no paga impuestos.

Intervengamos ahí.
Legislando para recuperar por la vía impositiva y con carácter retroactivo lo robado y para evitar que los delitos fiscales prescriban.

Tener una solida corrupción consolidada, para dejar en herencia a los hijos, es a lo que todo buen capitalista aspira.

Eliminar la corrupción consolidada debería de ser una de las prioridades del próximo gobierno. Pero no creo que lleguen a tanto. Eso supondría investigar sobre el origen del patrimonio y las grandes fortunas, incluidas las escondidas en los paraísos
fiscales; incautar lo que haya sido fruto de corrupciones consolidadas antiguas y crear un impuesto serio sobre el patrimonio considerado legítimo, que evite corrupciones consolidadas futuras.



Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: